Milanesa de calabaza: una receta saludable y práctica para comer este vegetal, más allá del puré

Milanesa de calabaza: una receta saludable y práctica para comer este vegetal, más allá del puré

Milanesa de calabaza: una receta saludable y práctica para comer este vegetal, más allá del puré
Sin comentarios
12 votos

Una receta saludable, práctica y que muchas veces nos puede sacar de apuros. Las milanesas de calabaza son excelentes y una forma diferente de comer este vegetal, más allá del puré o en crema. Son especiales para incluir en el menú semanal y una manera original de incorporar el tubérculo en la alimentación de los más chicos.

Ideal para todos aquellos que sean veganos, vegetarianos y para los que quieren probar una opción diferentes a las clásicas milanesas de carne. Además la calabaza es un ingrediente muy accesible y barato, por lo que son un éxito.

A estas milanesas las rebocé con pan rallado, pero otra opción puede ser agregarle cereales sin azúcar triturados o panko, para un resultado más crocante. Como también, agregar avena y/o semillas para un plus de fibra y nutrientes.

Ingredientes

Para 1 personas
  • Calabaza 1
  • Pan rallado 100 g
  • Orégano seco 10 g
  • Harina de garbanzo 40 g
  • Agua 40 ml
  • Cebolla en polvo 10 g
  • Curry molido 10 g
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer milanesa de calabaza

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 40 m

En principio, se debe pelar la calabaza y cortar en rodajas de aproximadamente 1 cm. Depende del tamaño de la calabaza saldrán entre 10 y 12 rodajas

En un plato hondo, batir la harina de garbanzos con el agua junto a la cebolla en polvo, sal y pimienta. Reservar.

En otro plato hondo colocar el pan rallado con la cebolla y curry en polvo, e integrar para tener el rebozado listo.

Tomar cada rodaja, bañar por la mezcla de harina de garbanzos de ambos lados y rebozar luego en el pan rallado.

En una placa para el horno, acomodar las milanesas y rociar levemente con aceite de oliva. Hornear a 200ºC por 40 minutos en total. Cocinar por ambos lados hasta que estén doradas, primero 20 minutos de un lado y luego darlas vuelta y dejar 20 minutos más.

Según la cantidad de rodajas de calabaza, podrá sobrar o faltar rebozado y lo mismo sucede con la harina de garbanzos. En el caso, se puede duplicar la cantidad de harina de garbanzos o mismo aligerar con leche.

Para un extra, se puede colocar por encima de la milanesas un pedazo de queso mozzarella y un poco de orégano para darle más sabor y un resultado napolitano.

12 votos
Beige Pastel Cream Neutral Boho Romantic Style Coffee Photo Collage

Gallo Pan Rallado, 500g

Con qué acompañar las milanesas de calabaza

Una receta sana, rápida y con mucho sabor, las milanesas de calabaza son un plato principal súper versátil, junto a un cuenco de arroz integral o una ensalada de papa, huevo y chauchas o de tomates. Y para beber, una bebida sin alcohol, para compartir en familia de un almuerzo vegetariano bien completo.

En DAP | Milanesas de berenjena: crujientes por fuera, suaves por dentro, esta receta es ideal para una comida rápida

En DAP | Calabacines a la milanesa: receta suculenta de verdura y queso al horno

Temas
Inicio