Cómo cocinar almejas congeladas para sacarles todo el partido (y que queden igual que si fueran frescas)

Cómo cocinar almejas congeladas para sacarles todo el partido (y que queden igual que si fueran frescas)
Sin comentarios
20 votos

Hoy os queremos enseñar cómo cocinar almejas congeladas para sacarles todo el partido (y que os queden igual que si fueran frescas). Es fácil encontrar este producto en los supermercados y en las tiendas on line de pescados y mariscos por lo que es frecuente tenerlas disponibles en casa en nuestro congelador por si las queremos usar en una receta.

También es posible que compremos almejas frescas a buen precio y bien porque nos sobren o porque cambiemos nuestro plan de menú, optemos por congelarlas nosotros. En todo caso, tanto si las hemos comprado ya congeladas como si las hemos congelado en casa, es importante saber cómo descongelar las almejas y cómo cocinar con ellas, para que nos queden impecables.

Lo que os vamos a contar sirve tanto para las almejas japónicas, las babosas, las cornichas o cualquier variedad de almejas, chirlas o bivalvos similares.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Almejas congeladas 300 g
  • Agua un vaso
  • Sal un puñadito

Cómo hacer una receta con almejas congeladas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 20 m

Para descongelar las almejas, podemos utilizar varios métodos. Desde ponerlas directamente al fuego en una sartén para comenzar la elaboración de la receta, o descongelarlas en el microondas, a dejarlas descongelar lentamente, a temperatura ambiente o dentro de la nevera, más despacio todavía.

Almejas Cerradas En Sarten

Lo primero es lo menos recomendable, ya que si cocinamos directamente con las almejas aún congeladas, poniéndolas en una sartén provocaremos un gran contraste de temperatura que posiblemente termine con muchas de las almejas sin abrir y con las abiertas, con una textura más correosa.

Tampoco es buena idea poner las almejas a descongelar en el microondas porque el agua congelada de su interior al descongelar rápidamente hará que nuestras almejas queden algo chiclosas y poco agradables cuando vayamos a cocinarlas de nuevo en la receta.

Almejas Abrir Colador

Una buena idea es dejar que se descongelen en frío, dentro de la nevera. Para ello podéis ponerlas sobre un colador, de forma que al irse descongelando puedan gotear sin quedar en contacto con sus aguas. Yo coloco el colador sobre una cacerola y así las meto en el frigorífico. Si las dejáis así al iros a acostar, a la mañana siguiente estarán estupendas.

Almejas Remojo Agua Con Sal Se Abren

Otra forma, quizás la más habitual y la que recomiendan la mayoría de las tiendas que venden este producto, es la de poner las almejas congeladas en remojo en agua con sal y dejar que se descongelen durante unos 20 minutos. En ese proceso, según se van descongelando, las almejas se abren y quedan perfectas, listas para cocinar.

Descongelar Almejas Congeladas Futurobloguero Pakus Dap

Como podéis ver en este collage, las almejas congeladas, tras un remojo en agua salada, se comienzan a descongelar y abrir, quedando listas para cocinar, como en la última foto. Ahora ya solo nos faltaría decidir qué receta queremos hacer con ellas.

20 votos

Colador Acero Inoxidable/Colador Cocina/Colador Acero Malla Fina/Juego de Colador Acero Inoxidable Redondo Microperforado 14cm

Resumen de los pasos para cocinar con almejas congeladas

Almejas En Remojo
  • No descongelar utilizando microondas ni ninguna otra fuente de calor
  • La mejor opción es descongelar lentamente dentro del frigorífico, poniendo las almejas congeladas sobre un colador para que no queden en contacto con mucha agua de la descongelación.
  • También puedes sumergirlas unos minutos en agua salada hasta que se puedan separar unas de otras. Como se ve en la fotografía, las almejas se irán abriendo cuando estén descongeladas.

Una vez descongeladas, cocina normalmente

1366 2000

Para utilizar las almejas, una vez descongeladas, no tenemos que hacer nada más. No es necesario purgarlas en agua para que eliminen la arena, ya que obviamente no están vivas tras la congelación y con ello no conseguiríamos nada.

Una vez descongeladas, tenemos muchas recetas que proponeros. Salvo las almejas al natural que reservamos para las almejas frescas, en todos los guisos, salteados y otras recetas similares, funcionan estupendamente. Os dejamos diez recetas para que tengáis donde elegir.

Esperamos que nuestros consejos para cocinar con almejas congeladas os resulten prácticos y los pongáis pronto en práctica, con algunas de estas recetas o con cualquier otra de nuestras recetas de almejas que os apetezca preparar.

En DAP | Siete recetas poco habituales que puedes preparar con almejas aprovechando la temporada
En DAP | Receta de alcachofas con almejas, ideal para bajar el ritmo después de tantas comilonas

Temas
Inicio
Inicio