Moscovitas, las pastas asturianas más famosas que ahora puedes disfrutar caseras

Moscovitas, las pastas asturianas más famosas que ahora puedes disfrutar caseras

Moscovitas, las pastas asturianas más famosas que ahora puedes disfrutar caseras
Sin comentarios
22 votos

Casi un siglo y cuatro generaciones de maestros confiteros avalan unas pastas finísimas de almendra marcona, nata y con una cubierta de exquisito chocolate con leche, son las famosas Moscovitas. Nacidas en el obrador de una confitería de Luarca, en Asturias, y actualmente en Oviedo, Madrid y muchos puntos de venta en tiendas de productos gourmet, no se sabe a ciencia de dónde procede su nombre con aires del Este de Europa.

Las historias que circulan son variopintas, que si una matrioska que llegó a Asturias con la receta en su interior, que si la trajo un niño exiliado a Moscú, que si un antiguo maestro pastelero que había estado en Rusia… lo cierto es que estas pastas son adictivas y prueba de ello son las colas que en algunos momentos se forman en la puerta de la pastelería.

Hoy os traemos nuestra versión de estas deliciosas pastas, y aunque no son exactamente iguales a las que preparan en la confitería Rialto, la receta de estas moscovitas que hoy os hemos preparado, os aseguramos que se acerca bastante a la realidad.

Ingredientes

Para 60 unidades
  • Almendra granillo 200 g
  • Nata líquida 170 g
  • Azúcar 200 g
  • Harina de trigo 40 g
  • Chocolate con leche 300

Cómo hacer moscovitas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 15 m
  • Elaboración 1 h
  • Cocción 15 m
  • Reposo 20 m

Ponemos un cazo con la nata y el azúcar en polvo a fuego medio. Removemos despacio y calentamos hasta justo cuando empiece a hervir.

Dejamos cocer suavemente durante un minuto y le añadimos el granillo de almendra. Seguidamente incorporamos la harina tamizada. Mezclamos bien con una espátula.

Dejamos que llegue nuevamente a ebullición, coccemos unos minutos y cuando veamos que empieza a espesar un poco apagamos el fuego y reservamos durante 15 minutos a que la mezcla espese un poco. Mientras precalentamos el horno a 170 grados centígrados con calor arriba y abajo.

Moscovitas

Forramos una bandeja de horno con papel de hornear y con una cucharilla de café o bien con una manga pastelera, vamos depositando pequeñas cantidades de masa en la bandeja, del tamaño de una avellana y seperadas entra sí, pues la masa se expande al cocer.

Las horneamos durante 10 minutos. Vigilándolas continuamente pues se queman fácilmente. Una vez doradas, las sacamos del horno y dejamos que se enfríen en la misma bandeja unos minutos. Al sacarlas del horno están blandas pero al enfriarse se endurecen, después las despegamos con cuidado del papel y las reservamos.

Mientras seguimos horneando las pastas, fundimos la cobertura de chocolate al baño María o a golpes cortos de microondas.Una vez fundido, bañamos cada pasta con la cobertura. Para eso nos ayudamos con una espátula o un pincel de cocina. La cobertura hay que echarla por la parte mas lisa de la galleta, es decir, la que ha estado en contacto con la bandeja del horno. Las colocamos en una rejilla y esperamos hasta que el chocolate se solidifique y quede duro.

22 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar las moscovitas

Las exquisitas pastas Moscovitas no necesitan realmente acompañamiento, pero servidas en una merienda con un café o un té os hará quedar como auténticos anfitriones. También son ideales para regalos artesanales a nuestros amigos envueltas en celofán o en un bote de cristal bonito. Tanto si las preparáis caseras como si no, os recomiendo a todo aquel que visite Oviedo se pase por la Confitería Rialto para probarlas. Inolvidables.

En DAP | Consejos para templar correctamente el chocolate
En DAP | Carajitos del profesor. Receta

Temas
Inicio