Pastel de calabacín y queso al horno: una receta tan fácil como ligera

Pastel de calabacín y queso al horno: una receta tan fácil como ligera

Pastel de calabacín y queso al horno: una receta tan fácil como ligera
Sin comentarios
111 votos

Aunque tenemos calabacines todo el año, es ahora con el calorcito cuando más apetece esta verdura que, además, está en su mejor momento.

Todo el que tenga huerto, o familiares con huerto, sabe que en verano no hay forma de consumir todos los calabacines que se producen, y se necesitan multitud de recetas para aprovecharla.

Este pastel que os presentamos hoy es una forma muy fácil y sabrosa de disfrutar el calabacín, que gustará a todo el mundo. Y, como veréis, no da nada de pereza prepararla.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Calabacín 2
  • Huevos 4
  • Queso grana padano , parmesano y/o cheddar 120 g
  • Mantequilla cucharadas 2
  • Leche entera 600 ml
  • Nuez moscada molida
  • Albahaca fresca
  • Orégano seco
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer pastel calabacín y queso

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total

Lo primero que vamos a hacer es calentar el horno a 190º C. En lo que tarda en calentarse, vamos a tener listo todo el pastel.

Vamos a cortar ahora los calabacines en láminas finas. Podéis usar una mandolina, pero yo en casa lo corto siempre a cuchillo.

Una vez cortados, vamos a hacerlos a la plancha con un poquito de aceite de oliva. Lo doramos un minuto por lado, sazonamos con sal y pimienta, y reservamos.

Ahora, en un bol, batimos cuatro huevos con 600 ml de leche entera y una pizca de sal. Cuando estén bien batidos añadimos también un poco de nuez moscada, unas hojas de albahaca picadas y un pelín de orégano.

Untamos ahora una fuente de horno con mantequilla, colocamos los calabacines sobre el fondo, esparcimos queso rallado y, si nos sobra calabacín, hacemos otra capa. Al final, vertemos el huevo batido por encima y acabamos con un poco más de queso rallado.

Horneamos el pastel durante 30 minutos o hasta que la crema todavía se mueva un poco, pero al insertar un cuchillo salga limpio. Enfriamos a temperatura ambiente antes de servir.

111 votos

Fackelmann Mandolina Ajustable con Protector de dedos en polímero y acero inox. Blanco y Negro. 32x12,5cm. 1 ud.

Con qué acompañar el pastel de calabacín

Este pastel es un estupendo plato único de verano, aunque también se puede servir como guarnición en una comida más copiosa con carne o pescado. Para beber, estamos ante un plato muy versatil, que va genial con un vino rosado, blanco o, incluso, un tinto joven.

Algunas ofertas interesantes

En DAP | Receta de calabacines al horno, una forma (más) de cocinar esta versátil verdura
En DAP | Sartenada de calabacín con queso y jamón

Temas
Inicio