Ponche segoviano, receta de uno de los pasteles tradicionales más suaves y delicados

Ponche segoviano, receta de uno de los pasteles tradicionales más suaves y delicados

Ponche segoviano, receta de uno de los pasteles tradicionales más suaves y delicados
1 comentario
32 votos

El ponche segoviano es una de las recetas dulces más populares y tradicionales de la provincia de Segovia, en Castilla y León. El origen de este postre se lo debemos al confitero Frutos García Martín que fue el primero en comercializar este delicioso pastel ahí por 1926. De hecho, la receta original es secreta y está patentada. Así que si vais a Segovia, solo podréis comprar el original en la Confitería El Alcázar.

Tal fue el éxito de este pastel que hasta el mismo rey Alfonso XIII, que veraneaba en la Granja, animó a este pastelero a qué presentara este delicioso pastel en Exposición Universal que tendría lugar en Barcelona en 1929. Ahí ganó la medalla de oro, premio que catapultó este postre a la fama.

De este dulce como podéis suponer, hay muchas versiones, como la que os traemos hoy, que se acercan mucho a su sabor original. El ponche segoviano es un pastel que alterna capas de bizcocho remojadas en almíbar con capas de crema de yema ligera, todo ello recubierto de mazapán decorado con azúcar glas con su característico dibujo de enrejado en forma de rombos.

Es una tarta laboriosa, pero merece mucho la pena hacerla en casa para una ocasión especial y poder darnos un homenaje disfrutando de este pastel cremoso y de sabor insuperable.

Ingredientes

Para 12 personas
  • Almendra molida (Para el mazapán) 250 g
  • Azúcar glas (Para el mazapán) 250 g
  • Agua (Para el mazapán) 75 g
  • Azúcar invertido (Para el mazapán) 25 g
  • Huevo (Para el bizcocho) 4
  • Azúcar (Para el bizcocho) 80 g
  • Harina de repostería (Para el bizcocho) 50 g
  • Maicena (Para el bizcocho) 50 g
  • Leche (Para el bizcocho) 30 g
  • Azúcar (para el almíbar) 40 g
  • Zumo de limón (para el almíbar) 10 g
  • Agua (para el almíbar) 30 g
  • Agua (para la yema pastelera) 90 g
  • Huevo (para la yema pastelera) 170 g
  • Azúcar (para la yema pastelera) 170 g
  • Maicena (para la yema pastelera) 15 g
  • Azúcar glasé (para la decoración)
  • Canela molida (para la decoración)

Cómo hacer ponche segoviano

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h 50 m
  • Elaboración 1 h 30 m
  • Cocción 20 m
  • Reposo 12 h

Comenzaremos el día anterior preparando el mazapán. Para ello mezclamos la harina de almendra, el azúcar y el azúcar invertido, removemos. Añadimos el agua y mezclamos hasta que adquiera una textura manejable. Envolvemos en papel film y dejamos reposar 12 horas en la nevera.

Para el bizcocho, precalentamos el horno a 180º y forramos una bandeja con papel de horno. En un bol, batimos las yemas y la mitad del azúcar con unas varillas eléctricas durante unos 10 minutos o hasta que la mezcla blanquee y triplique su volumen. Añadimos las harinas tamizadas y la por último la leche, removemos hasta que no queden grumos.

Por otra parte, y también con unas varillas batimos las claras hasta formar un merengue con el resto del azúcar, mezclamos a la mezcla anterior suavemente con movimientos envolventes. Pasamos la mezcla a la bandeja de horno y extendemos para igualar por todos lados. Horneamos unos 12 minutos y cuando esté listo dejamos enfriar. Después cortamos los bordes para igualar el bizcocho y lo cortamos en tres partes iguales. Reservamos hasta el montaje.

Para el almíbar, mezclamos el agua y el azúcar hasta que llegue a hervir. Reservamos hasta que enfríe.

Para la yema pastelera. En un bol mezclamos el azúcar con la Maicena. Añadimos los huevos bien batidos colándolos por un colador, y hacemos con esto una papilla.

Ponemos un cazo al fuego con el agua, cuando esta llegue a 40 grados centígrados, añadimos la papilla anterior al agua caliente y sin dejar de remover con unas varillas cocinamos hasta que espese, unos 7 minutos más o menos. Retiramos del fuego, y tapamos a piel con un fim de cocina . Reservamos hasta que enfríe.

Ponche Segoviano

Sacamos de la nevera el mazapán, y dejamos que se atempere a temperatura ambiente unas dos horas. Lo estiramos entre dos papeles de horno con un rodillo, dejándolo con un grosor de 3 o 4 milímetros, espolvoreando azúcar glas si es necesario para que nos se nos pegue.

Para el montaje de la tarta, ponemos una primera plancha de bizcocho en la bandeja donde vayamos a servir el postre, pues es muy difícil de traspasar después una vez hecho a otra bandeja. Con un pincel de cocina remojamos bien con el almíbar, le añadimos con una espátula de cocina un tercio de la yema pastelera, espolvoreamos con un poco de canela molida. Alisamos.

Repetimos esta operación con las otras dos planchas de bizcocho y terminamos con una capa de yema. Con cuidado ponemos por encima nuestro mazapán estirados, forrando el pastel y ajustándolo el mazapán con las manos. Recortamos los borde que sobran con un cuchillo afilado.

Espolvoreamos de azúcar glasé la superficie, marcamos con el filo de un cuchillo un enrejado en la superficie del pastel, y con una barra de hierro candente requemamos el azúcar en las marcas del enrejado.

32 votos
Lacor - 60467 - Espátula Larga Acodada Mango sólido 20 cms.

Lacor - 60467 - Espátula Larga Acodada Mango sólido 20 cms.

Con qué acompañar el ponche segoviano

Este ponche segoviano es una auténtica bomba dulce que no necesita mucho más acompañamiento. Puedes disfrutalo con un buen café expreso, por supuesto sin azúcar, que combinará a la perfección con este dulce tradicional.

En DAP | Cómo hacer las famosas yemas de Santa Teresa
En DAP | Coquitos. Receta

Temas
Inicio